El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

Fernando Torrijos T.F.I

"La Terapia Floral"

 

Conceptos básicos

Las 38 esencias florales del Dr. Bach son preparados energéticos obtenidos a partir de la exposición al sol de determinadas flores sumergidas en agua. Sus propiedades terapéuticas han sido descubiertas por Edward Bach, médico bacteriólogo y homeópata inglés. Su uso es recomendado por la OMS desde 1977. Son complementarias y compatibles con todo tipo de tratamientos, alternativos y alopáticos. No poseen contraindicaciones y no presentan trastornos secundarios.
Su particular sistema de elaboración permite que los principios energéticos de la flor, capaces de propiciar una reconducción de los desequilibrios en el ser humano, se fijen a un alcoholaturo (agua+brandy). Su ingesta determina, merced al desarrollo de la virtud opuesta, la disminución en la intensidad y frecuencia de ciertas alteraciones emocionales: odio, miedo, inseguridad, depresión, ansiedad, angustia…
"La terapia floral postula que los trastornos emocionales están en el origen de la enfermedad, así es que promueve un sistema de curación capaz de alinearlos. Esto abrevia la recuperación, evita el agravamiento o bien la aparición del cuadro mórbido, y promueve la evolución de la consciencia.
Las esencias florales reconducen la emoción anudada en el síntoma físico y son especialmente útiles en la prevención de la enfermedad y el advenimiento de una estructura yoica capaz de acometer nuevas transformaciones" (Veilati, 2003).

 

EL ELIXIR FLORAL
 
La esencia floral es el campo energético sutil de una flor mantenido en un alcohalaturo (brandy).

 

MECANISMOS DE ACCIÓN

"No trabajan por medio de la acción bioquímica, son remedios vibracionales que trasportan patrones específicos de energía vital. Estos patrones etéricos despiertan gestalts (percepciones-estímulos) similares dentro de nuestro propio ser, devolviendo la memoria del alineamiento correcto.
Entran en contacto con la estructura energética del sujeto, transformando las redes sutiles disarmónicas en flujos constantes y uniformes de energía" (Veilati 2004).

 

LA ENFERMEDAD para BACH

En 1930, Bach, en su pequeño manual de esencias, ya adelantaba lo que hoy se está volviendo incuestionable: que la no-materia, es decir, pensamientos y sentimientos, devienen en materia, es decir, en cuerpo.
“La enfermedad es pura y exclusivamente correctiva; no es ni vengativa ni cruel, sino el medio adoptado por nuestras propias almas para señalarnos en que fallamos. No es un mal a suprimir sino un beneficio a comprender”.
“La enfermedad orgánica es el producto final, la última etapa de algo mucho más profundo".
"Es consecuencia de un conflicto entre nuestro Yo Superior y nuestra personalidad".
"Las primeras enfermedades reales del hombre son el orgullo, la crueldad, el odio, el egoísmo, la ignorancia, la inestabilidad y la codicia”.

 

LA CURACIÓN

“No nos fijemos en la enfermedad, pensemos en cómo ve la vida el enfermo”.
“La prevención y curación de la enfermedad se logra teniendo la voluntad y la capacidad de descubrir la causa de semejante conflicto, y erradicando el defecto con el recto desarrollo de la virtud opuesta”.

Las dos grandes transgresiones:

“La disociación entre nuestra alma y nuestra personalidad”.
“La crueldad o el agravio hacia los demás”.

 

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS GENERALES

  • Calman y remedian síntomas emocionales y físicos.
  • Procuran consciencia de pensamiento, sentimiento y acción.
  • Emergencia de cualidades latentes y reprimidas.
  • Nueva narración del pasado y el presente.

 

LAS DILUCIONES

 

La 1ª dilución para consumo y/o venta

Las cantidades son estimadas porque en lo particular cada elaborador establece sus propias combinaciones.

  • Frasco gotero color topacio (10 a 30 ml.)
  • 1/3 de brandy (de calidad).
  • 2/3 de agua mineral (de calidad)
  • 7 gotas de Tintura Madre (el Centro Bach utiliza 2 ó 3)
  • Envasado a mano, con actitud apropiada.
  • Dinamizar (agitar) suavemente.

 

La 2ª dilución para el paciente

  • Frasco gotero color topacio de 30 ml. (15 días aprox.) o de 60 ml. (30 días aprox.)
  • Entre 60 y 80% de agua mineral de baja mineralización
  • Entre 40 y 20% de brandy (o glicerina vegetal o vinagre de manzana)
  • 2 a 7 gotas de cada esencia escogida
  • Dinamizar (agitar) suavemente.

 

FORMA DE ADMINISTRACIÓN

Es la frecuencia rítmica de las tomas y no la cantidad de gotas lo que opera a efectos terapéuticos. Se aconseja combinar no más de 4 ó 6 esencias por frasco (sobre todo al principio).

Tradicional

4 gotas sublinguales del preparado, cuatro o seis veces por día. Al levantarse, al acostarse, y el resto distribuidas a lo largo del día (p.e. cada 3 horas)
En casos de emergencia o shock puede aumentarse la frecuencia a tomas cada cinco o diez minutos hasta la salida de la misma, bien con un segundo frasco, con el método del vaso de agua o con el preparado principal si sabemos que ya contiene esencias que le van a ayudar.

Impregnación (sólo adultos y agudos)

   Primer día:
 
                        4 gotas cada 10 minutos, la primera hora
                          4 gotas cada 20 minutos, la segunda hora
                          4 gotas cada hora, el resto del día

   Segundo y tercer días:

                        4 gotas cada hora todo el día.

Una vez lograda la impregnación se continúa con el modo tradicional.

 

Inicio